¿Cómo hacer crecer un grupo deficiente?

¿Por qué tenemos grupos deficientes?

Creo que la primera razón sería entrenar. Todos conocemos ese grupo que seguimos dando vueltas o dejando al final. Incluso entonces hacemos un ejercicio con 3 series, posiblemente una vez cada dos semanas. Para desarrollarnos completamente, tendremos que importar todos los grupos musculares. Otra razón sería la genética. Es como la lotería, algunos sacan el bote grande, algunos juegan durante unos años y atrapan un máximo de 2 números. La genética influye en todo. Y realmente me refiero a TODO. Desde las inserciones musculares, hasta su forma, hasta la vascularización, hasta la tasa de crecimiento, como dije, TODO. Estas diferencias se ven mejor en las piernas. Hay quienes solo caminan o mejor aún, solo van en carro y tienen piernas enormes. Y hay gente que los entrena 3 veces a la semana y apenas se ven. Un factor importante que se pasa por alto sería el tiempo. No se puede obtener una espalda completamente desarrollada en 1-2 años. Para el grosor y madurez del músculo, tendrá que pasar un poco de tiempo. Entonces, tal vez no sea necesariamente un grupo deficiente, pero lleva más tiempo alcanzar su máximo potencial. Ejercicios de activación Estos ejercicios se realizan al comienzo del entrenamiento y envían una señal al cerebro que advierte al cuerpo que se debe utilizar este músculo. Y durante el entrenamiento tendrás una mejor conexión mente-músculo, mejores contracciones y, en general, un entrenamiento más eficiente. ¡Atención! Para que estos ejercicios sean efectivos, debes elegir un peso con el que puedas hacer de 12 a 15 repeticiones, lentas y controladas. No necesita ningún movimiento de equilibrio ni ningún tipo de avance. Imagina que el resto del cuerpo está petrificado. Comenzamos con los bíceps, donde tenemos flexiones por encima de la cabeza. Recomiendo hacerlos individualmente para concentrarse mejor en cada brazo. Para tríceps disponemos de extensiones de polea individuales. El codo debe quedar detrás del cuerpo. Sobre el pecho haremos mariposas con los cables, pero no estiraremos los brazos completamente hacia atrás, sino que los uniremos y haremos una pausa de medio segundo al final del movimiento, en cada repetición. Para la espalda tenemos un jersey de polea. Se aplica el mismo principio que para el pecho, y los brazos deben permanecer durante todo el movimiento recto, para no convertir este ejercicio en extensiones de tríceps. Dado que los hombros tienen 3 lados, es poco probable que sea deficiente. Entonces tenemos un ejercicio para cada parte:

  • Ascensores laterales
  • Ascensores frontales
  • Mariposas inversas

Aquí dividiremos la amplitud del movimiento en dos y haremos solo la parte final. El mismo principio se aplica a los 3 ejercicios enumerados anteriormente. Pasamos a la parte inferior del cuerpo donde tenemos flexiones para el bíceps femoral en las piernas (en caso de que no tengas este dispositivo puedes hacerlo para el cuádriceps) y extensiones para el cuádriceps. Nada complicado en estos ejercicios, solo que aguantaremos medio segundo al final del movimiento. Si este artículo te ayudó, sería genial compartirlo a continuación. ¡Gracias!