¬ŅEl estr√©s amplifica las alergias?

Si ha descubierto que las alergias han empeorado esta primavera, una de las causas puede ser un mayor nivel de estrés, como resultado de una pandemia o preocupaciones diarias. Investigadores de la Universidad de Osaka, Japón, han descubierto que la presencia de una hormona del estrés en el cuerpo puede agravar la rinitis alérgica.

Una reacci√≥n al√©rgica es el resultado de un sistema inmunol√≥gico hiperactivo, que reacciona contra sustancias extra√Īas inofensivas, como el polen de √°rboles o plantas, siendo estos al√©rgenos considerados una amenaza por el organismo.

Si tiene alergias, cuando inhala peque√Īas part√≠culas de polen u otros al√©rgenos, las c√©lulas del sistema inmunol√≥gico liberan sustancias qu√≠micas que desencadenan los s√≠ntomas de una reacci√≥n al√©rgica y reclutan m√°s c√©lulas del sistema inmunol√≥gico para luchar. Cuanto mayor sea la lucha contra el sistema inmunol√≥gico, peor se sentir√°.

El estr√©s cr√≥nico puede influir significativamente en las alergias. Uno de los efectos es psicol√≥gico. El estr√©s amplifica nuestra reacci√≥n emocional a cualquier s√≠ntoma que experimentemos. Cuando estamos estresados ‚Äč‚Äčdurante largos per√≠odos de tiempo, podemos sentir que nada va bien, lo que tambi√©n puede influir en nuestra salud.

Otro efecto del estrés sobre las alergias es físico. Los científicos creen que las hormonas del estrés pueden aumentar la respuesta del sistema inmunológico a los alérgenos. En otras palabras, si se siente estresado por diversas razones, puede experimentar síntomas de reacción alérgica más graves de lo habitual.

La respuesta al estrés es cómo el cuerpo nos mantiene a salvo. Cuando el cerebro percibe un peligro, alerta a las glándulas suprarrenales para que liberen hormonas del estrés.

Esto hace que el coraz√≥n lata m√°s r√°pido, la presi√≥n arterial aumenta y se produce una vasoconstricci√≥n de los vasos sangu√≠neos para enviar m√°s sangre a los m√ļsculos y al cerebro. El estr√©s hace que la respiraci√≥n se acelere, para obtener m√°s ox√≠geno que necesitan los m√ļsculos y env√≠a grasas y az√ļcar a la sangre para obtener energ√≠a.

Responder al estr√©s es √ļtil a corto plazo, ya que te permite superar situaciones dif√≠ciles. Sin embargo, si el estr√©s cr√≥nico se desencadena con el tiempo, puede contribuir a la depresi√≥n, la ansiedad, la presi√≥n arterial alta, la diabetes y muchos otros problemas de salud, incluido el empeoramiento de las alergias.

Para probar esta hipótesis, los investigadores analizaron a 179 participantes durante 12 semanas. Durante este período, el 39% de los participantes (uno de los grupos) experimentó síntomas alérgicos más graves de lo habitual. Los científicos encontraron que este grupo tenía los niveles más altos de estrés.

Aunque no hubo una asociación obvia entre las erupciones alérgicas que ocurrieron inmediatamente como resultado del estrés, muchas personas con tales síntomas informaron que su respuesta alérgica empeoró a los pocos días de aumentar los niveles de estrés diario.

Puede reducir el estrés con el ejercicio, que al liberar las hormonas de la felicidad promueve la relajación, reduciendo así la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y los niveles de cortisol.

Debemos pensar en el estrés como un factor que contribuye a la evolución de nuestras enfermedades. En este sentido, es importante identificar formas de aliviar el estrés psicológico, para que podamos controlar las reacciones alérgicas.