El vínculo entre el alcohol y la pérdida de memoria РAnuntiomatic

Ya sea una noche o unos a√Īos, el consumo excesivo de alcohol puede provocar p√©rdida de memoria. Esto puede incluir dificultades para recordar eventos recientes o incluso una noche entera. Tambi√©n puede provocar una p√©rdida permanente de la memoria, que se describe como demencia.

Los médicos han identificado varias formas en las que el alcohol afecta el cerebro y la memoria. Las personas que beben en exceso o tienen trastornos relacionados con el alcohol pueden experimentar pérdida de memoria a corto y largo plazo. Un estudio de 2013 encontró que aproximadamente el 78% de las personas diagnosticadas con estos trastornos experimentan cambios en el cerebro. Los médicos han identificado varias formas en las que el consumo de alcohol puede afectar la memoria de una persona. Estos incluyen los siguientes:

Memoria de corto plazo

Algunas personas experimentan lo que los médicos llaman apagón cuando consumen demasiado alcohol y no recuerdan los detalles clave.

Estas situaciones pueden ir desde peque√Īas, como donde una persona puso sus llaves, hasta grandes, como olvidar lo que pas√≥ la noche anterior. Seg√ļn la Universidad de Duke, la incapacidad para recordar algo de una noche generalmente ocurre despu√©s de que una persona ha bebido cinco o m√°s tragos.

El alcohol afecta la memoria a corto plazo al ralentizar la forma en que los nervios se comunican entre sí en una parte del cerebro llamada hipocampo. El hipocampo juega un papel importante en ayudar a las personas a formar y mantener sus recuerdos. Cuando la actividad nerviosa normal se ralentiza, puede producirse una pérdida de memoria a corto plazo.

Pérdida de memoria a largo plazo

El consumo intenso de alcohol no solo ralentiza el hipocampo, sino que puede da√Īarlo. El alcohol puede destruir las c√©lulas nerviosas. Esto afecta la memoria de una persona a corto y largo plazo. Adem√°s, las personas que consumen demasiado alcohol suelen tener deficiencia de vitamina B1 o tiamina. Esta vitamina es vital para proporcionar energ√≠a al cerebro y a las c√©lulas nerviosas. El consumo de alcohol afecta la forma en que el cuerpo consume tiamina. Tambi√©n puede afectar a la tiamina de las siguientes formas:

  • Es posible que las personas que consumen mucho no sigan una dieta saludable y pierdan nutrientes clave.
  • Beber demasiado alcohol puede irritar el revestimiento del est√≥mago, lo que afecta la forma en que el est√≥mago absorbe los nutrientes.
  • El consumo intenso de alcohol puede provocar v√≥mitos, lo que impide que el est√≥mago y los intestinos absorban los nutrientes.

La deficiencia de tiamina puede causar demencia, que es una pérdida progresiva y permanente de la memoria. El síndrome de Wernicke-Korsakoff (WKS) es un tipo de demencia relacionada con el consumo excesivo de alcohol. Esta condición crea lagunas en la memoria de una persona. Es posible que una persona evite que este síndrome empeore, pero por lo general necesita dejar de beber y aumentar la ingesta de nutrientes.

Por lo general, los efectos de la p√©rdida de memoria a largo plazo est√°n relacionados con consumir 21 o m√°s bebidas a la semana durante 4 a√Īos o m√°s, seg√ļn el Hospital General de Massachusetts.

Los ancianos

Las personas mayores son más vulnerables a los efectos a corto y largo plazo del consumo de alcohol en sus cerebros. A medida que una persona envejece, su cerebro se vuelve más sensible al alcohol. Además, su metabolismo se ralentiza, por lo que el alcohol permanece en su sistema por más tiempo. Además, muchas personas mayores también experimentan una degeneración lenta de las células del hipocampo. Por lo general, no es lo suficientemente grave como para causar síntomas de demencia. Pero cuando se agregan los efectos del consumo excesivo de alcohol, la pérdida de memoria puede ser muy grave.

Adem√°s de estas consideraciones, las personas mayores tienden a tomar m√°s medicamentos que las personas m√°s j√≥venes. Estos medicamentos pueden interactuar con el alcohol, lo que puede empeorar sus s√≠ntomas. Las personas mayores tambi√©n son m√°s vulnerables a las lesiones causadas por ca√≠das debido a cambios en la visi√≥n, el reconocimiento espacial y la salud √≥sea. El consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de ca√≠das, ya que puede afectar el juicio y la percepci√≥n. Una ca√≠da puede lastimarlos y da√Īar su memoria.

Tratamiento

Si tiene problemas para recordar un evento de la noche anterior, no puede hacer mucho para recordar. A veces puede venir a tu mente un olor, una palabra o una imagen, pero no puedes forzar un recuerdo.

Sin embargo, existen tratamientos para personas cuyo consumo de alcohol afecta su memoria y funcionamiento general. √Čstas incluyen:

  • Suplementos de tiamina o tiamina intravenosa (IV). Seg√ļn una investigaci√≥n de 2013, la suplementaci√≥n con tiamina puede ayudar a aliviar los s√≠ntomas de WKS, que es causada por una deficiencia de tiamina.
  • Beber alcohol puede causar s√≠ntomas que van desde leves, como n√°useas y v√≥mitos, hasta graves y potencialmente mortales, como coraz√≥n acelerado, delirio y temperatura corporal muy alta. Cuanto m√°s se abstiene del alcohol, mayor es el riesgo de sufrir consecuencias potencialmente mortales. Es posible que necesite tratamiento en un hospital para retirarse de manera segura.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los investigadores y los proveedores de atención médica han descubierto que el alcohol consumido con moderación (una o dos bebidas para los hombres y una para las mujeres) no suele afectar la memoria.

Un estudio a gran escala que sigui√≥ a los participantes durante 27 a√Īos encontr√≥ que el consumo moderado de alcohol, definido como una o dos bebidas unos d√≠as a la semana, no ten√≠a un mayor riesgo de demencia. Para las personas que beben a diario y en abundancia, no siempre se consume una cantidad moderada o segura de alcohol.