La influencia del sue√Īo en el sistema inmunol√≥gico – Anuntiomatic

El sue√Īo adecuado es vital para la buena salud, lamentablemente muy pocas personas siguen las recomendaciones de los especialistas sobre el tiempo de descanso necesario. La investigaci√≥n en el campo ha demostrado que el sue√Īo puede influir en gran medida en el sistema inmunol√≥gico, especialmente la falta de un sue√Īo de calidad puede desestabilizar el sistema inmunol√≥gico y, a largo plazo, puede inducir graves problemas de salud.

Insomnio y sus consecuencias

El insomnio es una condición en la que una persona no puede dormir. Una persona con insomnio puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Se siente somnoliento y cansado durante el d√≠a;
  • Siempre est√° irritado;
  • Tiene problemas de concentraci√≥n y memoria;

La falta de sue√Īo prolongado puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. El sue√Īo tambi√©n es vital para una adecuada respuesta inmunol√≥gica. La falta de sue√Īo puede debilitar el sistema inmunol√≥gico, aumentar la susceptibilidad del cuerpo a las infecciones y afectar la capacidad de combatir la enfermedad.

Falta de sue√Īo e inmunidad.

Los h√°bitos de sue√Īo y alimentaci√≥n se rigen por el ritmo circadiano. El ritmo circadiano es un proceso natural que controla el ciclo de sue√Īo-vigilia. El ciclo de sue√Īo-vigilia est√° determinado por las complejas interacciones entre el sistema nervioso central, el sistema endocrino y el sistema inmunol√≥gico.

Durante el sue√Īo, su cuerpo libera citocinas, que son esenciales para regular el sistema inmunol√≥gico. Las citocinas se necesitan en grandes cantidades cuando es atacado por un pat√≥geno o bajo estr√©s. Los niveles de citocinas aumentan durante el sue√Īo y, por lo tanto, la falta de sue√Īo afecta la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones. Esta es tambi√©n una raz√≥n por la que el cuerpo tiende a dormir m√°s tiempo mientras sufre alguna infecci√≥n.

Seg√ļn la Fundaci√≥n Nacional del Sue√Īo de EE. UU., La p√©rdida cr√≥nica de sue√Īo representa un riesgo potencial para el sistema inmunol√≥gico. En un estudio reciente, los investigadores compararon la cantidad de gl√≥bulos blancos en 15 sujetos en condiciones normales y graves de insomnio.

En la primera parte del estudio, 15 participantes siguieron un estricto programa de sue√Īo de 8 horas durante una semana. Durante el per√≠odo de estudio, estuvieron expuestos a 15 minutos de luz solar una hora despu√©s de despertarse y se vieron obligados a abstenerse de consumir cafe√≠na, alcohol o medicamentos en los √ļltimos tres d√≠as para normalizar su ciclo circadiano.

En la segunda parte del estudio, los participantes fueron sometidos a un per√≠odo de seguimiento continuo de 29 horas. Despu√©s de completar el estudio, se compararon los recuentos de gl√≥bulos blancos de los participantes y se encontr√≥ que un tipo de gl√≥bulo blanco conocido como granulocitos reaccionaba a la privaci√≥n del sue√Īo de una manera t√≠pica en respuesta al estr√©s corporal, y especialmente durante la noche.

¬ŅCu√°l es la duraci√≥n √≥ptima del sue√Īo?

La Fundaci√≥n Nacional del Sue√Īo de EE. UU. Recomienda los siguientes intervalos de sue√Īo:

  • Reci√©n nacidos (0-3 meses): 14-17 horas;
  • Beb√©s (4-11 meses): 12-15 horas;
  • Ni√Īos peque√Īos (1-2 a√Īos): 11-14 horas;
  • Ni√Īos en edad preescolar (3-5 a√Īos): 10-13 horas;
  • Ni√Īos en edad escolar (6-13 a√Īos): 9-11 horas;
  • Adolescentes (14-17 a√Īos): 8-10 horas;
  • Adultos j√≥venes (18-25 a√Īos): 7-9 horas;
  • Adultos (26-64 a√Īos): 7-9 horas;
  • Adultos mayores (65 a√Īos y m√°s): 7-8 horas;

Las cifras anteriores reflejan la cantidad ideal de sue√Īo en circunstancias normales; sin embargo, hay ciertos casos en los que las personas necesitan dormir m√°s, por ejemplo, mientras se recuperan de una enfermedad, un cambio radical de zona horaria, etc.

¬ŅPuede un buen sue√Īo mejorar la inmunidad?

La mala calidad del sue√Īo puede da√Īar la respuesta inmunol√≥gica, sin embargo, un buen sue√Īo puede aumentar la inmunidad. Un sue√Īo de buena calidad ayuda a mejorar la eficiencia de las c√©lulas T. Las c√©lulas T son c√©lulas que luchan contra las bacterias invasoras, los virus o cualquier c√©lula de ant√≠geno extra√Īo como parte del sistema de defensa del cuerpo.

Siempre que un pat√≥geno extra√Īo ingresa al cuerpo, nuestras c√©lulas inmunes lo reconocen y liberan una prote√≠na llamada integrina. La integrina ayuda a las c√©lulas T a unirse a ant√≠genos extra√Īos y finalmente a destruirlos.

Seg√ļn un estudio publicado en el Journal of Experimental Medicine, las c√©lulas T activan las integrinas y tambi√©n identifican factores que pueden comprometer la eficacia de las c√©lulas T en la uni√≥n al pat√≥geno objetivo.

Se ha descubierto que hormonas como la adrenalina, la noradrenalina y mol√©culas proinflamatorias como las prostaglandinas impiden que las c√©lulas T se combinen con las integrinas. El nivel de estas hormonas del estr√©s (adrenalina, noradrenalina) y prostaglandinas disminuye durante el sue√Īo. Por lo tanto, una buena noche de sue√Īo aumenta la eficiencia de las c√©lulas T y mejora la respuesta inmunol√≥gica del cuerpo.

Conclusión

Dormir bien por la noche debe ser una prioridad en la vida de todas las personas. Mantener la higiene del sue√Īo, como dormir en un ambiente c√≥modo, oscuro y fresco y eliminar los dispositivos electr√≥nicos por la noche, puede ayudarlo a dormir bien. El ejercicio regular y evitar el alcohol y la cafe√≠na tambi√©n son vitales para mejorar la calidad del sue√Īo.