La verdad sobre los jugos naturales – Anuntiomatic

El jugo de frutas generalmente se percibe como saludable y muy superior a las bebidas endulzadas. Muchas organizaciones de salud han emitido declaraciones oficiales, alentando a las personas a limitar su consumo de bebidas azucaradas, y varios países incluso han recurrido a implementar impuestos sobre estas bebidas.

Sin embargo, últimamente ha estado circulando la idea de que los jugos naturales no son tan saludables como sus anuncios quieren convencernos. Este artículo examina la evidencia científica más reciente sobre los jugos naturales y sus beneficios para la salud.

Una de las principales razones por las que algunas personas consideran que los jugos de frutas y verduras son tan poco saludables como las bebidas endulzadas es el contenido de azúcar de estas bebidas.

Tanto las bebidas endulzadas como los jugos 100% naturales contienen aproximadamente 110 calorías y 20-26 gramos de azúcar por 240 ml.

Las investigaciones muestran consistentemente un vínculo entre el azúcar en estas bebidas y el mayor riesgo de ciertas afecciones, como diabetes tipo 2, síndrome metabólico, presión arterial alta, enfermedades cardíacas y un mayor riesgo de muerte prematura.

Sin embargo, es poco probable que las bebidas endulzadas y los jugos naturales afecten la salud de la misma manera.

Por ejemplo, las bebidas endulzadas aumentan el riesgo de estas afecciones de manera dependiente de la dosis. Esto significa que el riesgo de desarrollar la enfermedad es directamente proporcional a la dosis consumida.

Por otro lado, según varios estudios, el consumo moderado de jugo natural, menos de 150 ml por día, puede reducir el riesgo de estas enfermedades. Solo las ingestas más altas parecen dañinas, debido a los azúcares naturales.

Tanto las bebidas endulzadas como los jugos naturales promueven el aumento de peso.

Esto se debe a que ambas bebidas son altas en calorías, pero bajas en fibra, nutrientes que ayudan a reducir el hambre y promueven la saciedad.

Asimismo, el consumo de calorías líquidas, en detrimento de las sólidas, puede favorecer la acumulación de kilos de más. Los expertos creen que esto es posible porque la mayoría de las personas no compensan las calorías líquidas mediante una menor ingesta de calorías de otros alimentos.

Dicho esto, solo el exceso de calorías conduce a un aumento de peso. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que las bebidas de frutas y verduras, consumidas con moderación, no conducirán automáticamente a un aumento de peso.

Los jugos naturales son ricos en nutrientes.

El jugo obtenido de frutas y verduras contiene vitaminas, minerales y compuestos beneficiosos, que no están presentes en las bebidas azucaradas.

Contrariamente a la creencia popular, basada en varios análisis científicos, 120 ml de jugo de frutas contienen aproximadamente la misma cantidad de vitaminas y minerales, en comparación con la misma cantidad de fruta fresca.

Es importante tener en cuenta que muchos nutrientes se degradan con el tiempo. Por lo tanto, el jugo recién exprimido y el jugo prensado en frío contienen niveles más altos de vitaminas y minerales, a diferencia de otros tipos de jugo.

Los jugos naturales también contienen compuestos vegetales beneficiosos, como carotenoides, polifenoles y flavonoides, que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres y reducir el riesgo de ciertas enfermedades.

Esto puede explicar por qué los jugos recién exprimidos y prensados ​​en frío están relacionados con muchos beneficios para la salud, desde mejorar la inmunidad y la función cerebral hasta reducir la inflamación, la presión arterial y el colesterol malo (LDL).

Según estudios, estos beneficios se obtuvieron cuando se consumieron jugos naturales en pequeñas cantidades de 120-150 ml por día.

Entonces, los jugos naturales y endulzados son similares en algunos aspectos, pero muy diferentes en otros. Los zumos naturales más recomendados son los recién exprimidos, así como los prensados ​​en frío, que aportarán al organismo las vitaminas y minerales presentes de forma natural en las frutas frescas.