Bebidas bolero. Todo lo que tienes que saber.

Bolero es una empresa de los Países Bajos que se dedica a la producción y distribución de su propia línea de productos enfocados a la hidratación saludable. Sus productos se caracterizan por estar concebidos con una conciencia muy clara hacia la lucha contra los problemas alimenticios que existen en la actualidad, como puede ser el exceso de azúcares o de calorías. Así, y gracias a su impresionante catálogo de 66 sabores diferentes, sus bebidas están plantando cara a la terrible industria de los refrescos azucarados.

El formato de sus artículos sugiere una atención especial a las necesidades de los deportistas; de hecho, en su página web se puede observar un apartado dedicado en su totalidad al mundo de la actividad física.

La importancia de la hidratación en el deporte

Partiendo de la base científica que afirma que el organismo del ser humano está compuesto, de media, por más de un 60% de agua, sobra señalar que estamos ante el elemento más importante de nuestra vida en toda su amplitud. Sin embargo, vamos a centrarnos en el ámbito concreto del deporte, ya que es uno de los contextos en los que la hidratación cobra un protagonismo más indiscutible.

Los conceptos de alimentación y nutrición deportiva se han ganado un hueco entre las disciplinas más destacadas en los últimos años, gracias a que ha quedado patente que pueden suponer una mejora en el rendimiento de aquel que siga sus instrucciones. No obstante, muchas veces se olvida que esto debe estar necesariamente acompañado de una buena hidratación. De nada sirve cumplir estrictamente una dieta si no se complementa con los niveles óptimos de aporte líquido.

Al realizar un ejercicio físico, la sudoración se ve tremendamente aumentada, por lo que el cuerpo pierde una cantidad de agua mucho mayor a la que perdería en estado de reposo y necesita recuperarla inmediatamente para mantener su correcto funcionamiento. Obviamente, esto depende de muchos factores que hay que considerar; la temperatura juega un papel fundamental, así como la duración, intensidad y tipo de actividad. Pero lo más crucial es controlar las características de la anatomía de cada uno, ya que hay personas que pierden una cantidad de líquido mucho mayor que otras.

Para ejemplificar la seriedad del tema, se puede acudir a un dato que lo ilustra a la perfección: es recomendable que un adulto beba 2 litros de agua diarios, pero corriendo una hora se pueden llegar a perder 1.8 litros. Es decir, con 60 minutos de deporte uno debería plantearse aumentar su cantidad de ingesta de líquido hasta el doble de lo recomendable.

Una buena hidratación evita problemas tales como los golpes de calor, mejora el transporte de nutrientes, vitaminas y minerales, por lo que el organismo experimentará una mejora en el rendimiento deportivo, y favorece la eliminación de impurezas. No solo eso, sino que la prevención de lesiones aumenta gracias a que el agua beneficia de forma estructural a los tejidos y las articulaciones.

Para facilitar las cosas, existen unas cantidades aproximadas para orientar a cualquiera que quiera iniciarse en el deporte sin sufrir ningún tipo de deshidratación: hay que ingerir medio litro de agua entre 1 y 2 horas antes del ejercicio, 100-200 mililitros cada 15-20 minutos durante el mismo y un 150% del peso perdido una vez terminado. Son cifras cuya exactitud no puede tomarse al pie de la letra, pero ayudarán en los primeros pasos.

El problema de los refrescos

En la introducción se ha mencionado que las bebidas bolero parecen plantar cara directamente a la industria de los refrescos, ya que sus características –centradas en una mejora de la salud– se encuentran en el lado opuesto de lo que ofrecen las bebidas gaseosas y azucaradas.

Cada vez existe una conciencia más profunda sobre los grandes trastornos alimenticios con los que convivimos en la actualidad, y la presencia de los refrescos en el día a día es uno de los más graves. Tras muchos estudios centrados en esta problemática, las conclusiones son indiscutibles: los refrescos son una de las principales causas de enfermedades como la obesidad, la diabetes o, en algunos casos, el cáncer.

Contienen una cantidad muy elevada de azúcares y calorías, pero lo peor es que ambos elementos están extremadamente tratados mediante unos procesos químicos que eliminan sus cualidades positivas y potencian al máximo las negativas. Por ejemplo, la obesidad se ve incrementada en los consumidores de refrescos debido a que los azúcares que aportan son de rápida absorción, mientras que sus calorías tienen unas características que hacen que el organismo no las identifique correctamente, por lo que la sensación de saciedad tarda más en llegar y se come más.

Con toda esta información parece imposible que los refrescos sigan siendo uno de los artículos más consumidos en el mundo, pero realmente lo son. Es probable que una de las causas sea, por muy obvio que resulte, que el agua no sabe a nada. Ante esa situación, este tipo de bebidas han creado una especie de adicción al hecho de beber cosas que sepan dulce, llegando incluso a colarse en espacios tan saludables a priori como los gimnasios.

La solución: Bebidas Bolero

Para terminar con un problema tan grave, aparecen empresas como Bolero Bebidas. La característica más importante de sus productos es su bajísimo contenido en calorías (menos de 2 Kcal/100 ml.) y en carbohidratos (menos de 1 g./100 ml.). Es decir, no tienen prácticamente nada de calorías ni de azúcares, por lo que se está eliminando de un plumazo dos de los tres inconvenientes más perjudiciales de los refrescos.

Pero la realidad es que también se deshace del último de los obstáculos: el procesado. Está hecha a partir de ingredientes naturales, y su sabor se obtiene de productos como la Stevia. Así, podemos reducir las consecuencias negativas para el organismo a 0 y, simplemente empezar a enumerar los beneficios que aporta.

Sin ir más lejos, la presencia de la Stevia como edulcorante es uno de ellos, ya que ayuda a disminuir la presión arterial y el colesterol a la vez que facilita el control del metabolismo y, por ello, la pérdida de peso. Curiosamente, también se le han encontrado cualidades positivas para personas que padecen diabetes, por lo que puede ser una doble solución, que permite dejar de consumir refrescos y reduce los problemas de esa dolencia en concreto.

La Vitamina C también está presente en los artículos de Bolero Bebidas, uno de los compuestos biológicos más importantes en cuanto al buen funcionamiento del sistema inmunitario que, además, posee características antioxidantes.

Por si todo esto fuera poco, las Bebidas Bolero cuentan con 66 sabores diferentes, superando incluso la variedad que ofrecen los refrescos, así que se colocan como la alternativa perfecta para todo aquel al que le aburre beber agua.

Mézclalos con agua, con batidos proteicos, utilízalos para elaborar postres saludables, en mermeladas o como más te guste, pero, sobre todo, disfrútalos. Estás cuidando tu cuerpo, y eso no tiene precio.